sábado, julio 07, 2007

Atributos de la Escuela 2.0 y sus intervenciones en línea

Acerca de la Escuela 2.0 y ciertos cuestiones relacionadas con lo institucional, lo tecnológico y lo afectivo, que aparecen como importantes en cualquier diseño de Campus Virtual.

Esta enumeración no pretende ignorar ciertos parámetros fundamentales para la calidad de las propuestas de intervenciones didácticas en línea, como los docentes, los materiales, las actividades, un grupo destinatario razonablemente homogéneo, y los tiempos flexibles y razonables.

En las cuestiones didácticas y afectivas, ubicándome en el rol de alumno, yo querría:

1. Una interfase amigable, consistente y coherente, en la cual sepa rápidamente donde están los insumos para mi trabajo.

2. Una arquitectura, que permita que la información y las novedades lleguen a mí (RSS), y que permita incluir producciones anteriores fácilmente (el concepto de entretejer mi red de producciones, registrando mi peregrinaje)

3. Un tutor con los criterios de un coach (motivador, comprometido, sapiente, rápido y autónomo para intervenir cuando surgen problemas grupales), el espíritu de un amigo (buena onda, solidario, generoso) y el alma de un artista (creativo y comunicador)

4. Una lista de recursos que me digan con qué ayudas cuento en la Red, y en el mundo de los átomos. Estos recursos deberían estar agregados y deberían estar integrados en toda la intervención. Estímulo para sumar a la comunidad de práctica insumos y producciones nuevas. Autonomía y reconocimiento a los valerosos experimentadores que desean "navegar por las aguas de la innovación".

5. Una visión transparente de las producciones de mis compañeros, tanto actuales como anteriores (no de las calificaciones, de los contenidos producidos). Consignas claras en cuanto a cuáles deben ser mis producciones, cuándo deben ser entregadas y cuáles son las actividades pendientes.

6. Referencias de la práctica real: Qué modelo de la vida real debo seguir y/o de cuál me tengo que diferenciar, aportando casuística y perspectiva comparada.

7. Una retroalimentación lo más rápida posible, en privado. En el caso que sean críticas, que se hagan públicas si tiene sentido socializarlas, y que sean hechas con la profesionalidad y el respeto que corresponden. El tema de la reputación no es menor, en particular en en estos entornos.

8. Un soporte técnico en línea que además de leerme lo evidente, me transmita que se está haciendo cargo del problema y le avise a mis docentes que estoy con problemas técnicos(esta es la más difícil)

En lo institucional, como docente, yo estaría cómodo si tengo:

1. Libertad para seleccionar los materiales y las actividades, y otros docentes con los cuáles compartirlas.

2. El espacio para establecer la comunicación con estudiantes y colegas con un estilo más allá del formal y un discurso adecuado a cada circunstancia.

3. Una arquitectura que me permita detectar rápidamente cual es el nivel de producción (y si fuera posible la calidad de las productos) de mis estudiantes, agrupar flexiblemente, reciclar y reiniciar las estructuras (grupos, salas), sin perder las producciones ya realizadas por cohortes anteriores y agregar insumos y servicios de la red (RSS!!), con facilidad.

4. La de siempre: La posibilidad de enseñar un conjunto de conocimientos interesantes, relevantes, complejos. Que me dé placer transmitirlos y que me despierte la necesidad de aprender más sobre ellos.

5. Otra de siempre: Que tenga la posibilidad y el aval institucional para realizar ajustes en secuencia, en agrupamientos, en actividades y en materiales, incluyendo pruebas piloto en cada ciclo lectivo.

6. Una institución flexible, interesada en la producción y gestión del conocimiento, donde el conocimiento fluye, atenta a los emergentes y con autoridad intelectual para tomar riesgos.

Technorati tags:

2 comentarios:

Silencio de Radio dijo...

Hola Guillermo.
coincido plenamente con lo que planteas, es más creo que es de vital importancia poder establecer una relación empatica con el estudiante y para eso no es solo el diseño o la interfaz amigable, sino la forma como el docente presenta estos contenidos en el campus.
en referencia a las interfaces ¿probaste Atutor?
creo que hoy en día es la plataforma más amigable y coherente.
saludos
Alvar

Guille dijo...

No he probado Atutor. Fui usuario de Moodle y de una plataforma argentina llamda Tecnonexo. Mi sensación es que lleva tiempo definir una buena interfase, y que habría que involucrar alguien que sepa de ergonomía o usabilidad. Y sobre todo, escuchar al usuario.

Trataré de ver Atutor...

Gracias